• 91 656 70 14 - Avenida de la Constitución, 51 - Torrejón de Ardoz

¿Qué pasa si tengo poco hueso para implante dental?

¿Qué pasa si tengo poco hueso para implante dental?

150 150 Instituto Odontológico Oliver

Injertos ante situaciones de poco hueso

Los injertos de hueso se realizan en aquellos casos en los que la estructura ósea preexistente no permite la colocación de implantes con seguridad de que realizarán su función satisfactoriamente.

Los injertos pueden ser de dos tipos, autólogos o exógenos según se obtengan del propio paciente o de materiales específicamente creados para ello.

Uno de los tratamientos más comunes es el denominado Elevación de Seno, que consiste en un relleno de hueso exógeno particulado que eleva el fondo del seno maxilar.

El hueso introducido en forma de partículas se integra después de unos meses con el hueso del propio paciente, creando una base suficientemente sólida permitiendo la posterior colocación de implantes que realizarán su función en perfectas condiciones.

Cuando el caso es extremo, en ocasiones es necesario obtener injertos del propio paciente. Esto tiene la ventaja de que el injerto se integra mejor y se puede obtener en bloques para dar forma específica al nuevo hueso creado. Sin embargo tiene el inconveniente de requerir dos cirugías (una en el lugar de obtención del injerto y otra en la zona de colocación) y se utiliza solo en casos en los que no se puede realizar otro tipo de tratamiento.